Ante las crisis, no confundas moverte con avanzar.

Las crisis representan una oportunidad para innovar porque se relaja la resistencia hacia lo nuevo y existe mayor apertura para explorar posibilidades. Sin embargo, también son tierra fértil para las distracciones cuando no se cuenta con una intención de innovación clara. Ante una situación de extrema necesidad es importante no confundir estar en movimiento con avanzar. El movimiento es desperdicio de energía cuando carece de dirección. Surge como producto de la ansiedad provocada por la crisis y por la falta de inteligencia para reconocer los esfuerzos que marcarán la diferencia para salir adelante y los que provocarán desgaste innecesario.

Moverte por la necesidad de sentir que estás haciendo algo diferente es muy mala idea en un contexto de supervivencia. Es como si tu barco se estuviera hundiendo en medio del mar y decidieras nadar hacia cualquier objeto brillante en el horizonte en lugar de ahorrar tu energía para nadar hacia tierra firme. En tiempos de adversidad los recursos son escasos por lo que no debes desperdiciarlos tratando de hacer demasiado. Esto es especialmente complicado cuando las crisis son de amplio espectro porque todos a tu alrededor estarán nadando hacia objetos brillantes de manera errante. Más de uno se te acercará proponiendo perseguir «oportunidades» que no son más que distracciones disfrazadas de proyectos. Se valiente y no dejes que los ladrones de tiempo te desenfoquen. 

La innovación en tiempos de crisis requiere claridad y fuerza para decidir qué debes hacer y qué debes ignorar. Avanzar, a diferencia de moverse, es saber enfocar recursos, atención y talento hacia una intención de innovación concreta e inspiradora. Articular una intención de innovación es tomar una decisión que elimina mil decisiones posteriores. Cuando la intención es clara, se vuelve más sencillo detectar e impulsar los proyectos necesarios y desechar los proyectos deseables.  

Si sientes que te estás ahogando, no entres en pánico, deja de moverte, mira a tu alrededor y articula una intención de innovación clara, después nada con todas tus fuerzas hacia esa dirección y no mires atrás. Solo de esta manera llegarás transformado a un lugar mejor.

Ahora ve y crea. 

3 comentarios sobre “Ante las crisis, no confundas moverte con avanzar.

Responder a Karen Cancelar respuesta